El 20 de noviembre se elige un camino y un destino para la sociedad española

Durante su intervención en la clausura de la Convención nacional del PP en Málaga, Mariano Rajoy ha asegurado que “el 20 de noviembre no sólo se elige un Parlamento. El 20 de noviembre se elige un camino y un destino para la sociedad española”.

Rajoy ha afirmado que “queremos que España venza a la crisis, que vuelva a ser un país de oportunidades en donde se cree empleo y riqueza para todos. Ese es el cambio: volver a la España del empleo”.

Por esta razón, el presidente del Partido Popular ha mostrado su preocupación por “la desconfianza que este gobierno ha sembrado en el ánimo de los españoles. El escepticismo por tantas promesas incumplidas, el hartazgo de tanta ineficacia en la gestión de los asuntos públicos y la zozobra generalizada por la falta de seguridad”.

“La peor herencia que ningún gobierno ha legado jamás al siguiente. La peor herencia imaginable. La herencia de quienes no han sabido estar a la altura de la sociedad española y se han convertido al final en el primero de sus problemas. Ahora toca el futuro. Superar esa herencia es el reto que tenemos por delante”, ha añadido

Un Proyecto Común
Mariano Rajoy ha señalado que su primer propósito es “unir a los españoles en un proyecto común. No quiero ser el Presidente del Gobierno de los militantes del Partido Popular. Quiero ser el Presidente del Gobierno de todos los españoles”.

El dirigente popular ha destacado su compromiso con “la verdad, aunque a veces la verdad es incómoda de contar. Me comprometo a no negar la realidad y a no ocultar los problemas a los ciudadanos, porque el realismo es la primera condición de la credibilidad y la credibilidad es la clave de la confianza”.

“Así es como yo quiero gobernar. Con verdad, con responsabilidad, con valentía, con diálogo y buscando siempre la concordia”, ha concluido.