Lo Primero:el empleo

Mariano Rajoy ha destacado que España necesita de todos, “de políticos, empresarios, trabajadores, autónomos o emprendedores”.

De este modo, Rajoy ha puesto de manifiesto que el PP quiere liderar este proyecto de cambio poniéndose al servicio de los ciudadanos, “los que nos han votado y los que no”.

Rajoy ha explicado que hay que ponerse “detrás de un gran proyecto que podamos compartir y dejemos al lado las disputas”. El líder del PP ha asegurado que a él no van a encontrarle ahí, “sino mirando al futuro y trabajando por el bienestar de los ciudadanos”.

Asimismo, se ha referido a la tragedia del paro, que afecta a casi cinco millones de españoles y ha destacado que para el Partido Popular la prioridad para los próximos cuatro años es la creación de empleo. “Hacia ese objetivo se dirigirán todas las actuaciones del Ejecutivo si los españoles quieren que seamos Gobierno”, ha insistido.

Rajoy entiende que las cifras del paro son, además, un freno para el bienestar de los ciudadanos, para su seguridad y riqueza y para las administraciones públicas. Así ha explicado que cuantos más españoles trabajen y generen riqueza, habrá más ahorro en las prestaciones de la Seguridad Social, más recaudación para los distintos gobiernos por el cobro de impuestos y mejores pensiones.

Prioridades
Tras destacar que un gobernante tiene que tener claras las prioridades y que se debe aplicar a ellas, Mariano Rajoy ha denunciado que el paro “no es ya un tema simplemente importante, es una urgencia nacional y una cuestión de supervivencia”.

Asimismo, el dirigente popular ha recordado la mala gestión de los gobiernos socialistas, que no han sabido gestionar la economía, ni crear empleo, empobreciendo al país y haciendo el mayor recorte de prestaciones sociales de la historia de nuestra democracia. “Le han fallado al país y no son creíbles”, ha denunciado antes de presentar las propuestas del PP para mejorar la economía.

Obstáculos Creación de Empleo
En este sentido, el líder popular ha destacado que en España hay tres obstáculos que impiden la creación de empleo y que hay que desmontar: la desconfianza; la falta de crédito y que las cuentas públicas no estén saneadas. Ante esto, Rajoy apuesta por la confianza, porque sin ella no hay inversión, “no hay empleo”. “Nadie montará una fabrica, una tienda o un restaurante si no tiene confianza en su beneficio, nadie invierte para perder”, ha señalado.

Respecto al crédito, Rajoy ha explicado que sin dinero no hay inversión ni creación de empleo y se ha mostrado partidario de reformar “ya de una vez”, nuestro sistema financiero, “especialmente el sector de cajas de ahorros”, y de que las entidades asuman su parte de responsabilidad en la salida de la crisis. Por ello ha ofrecido diálogo con el sector y se ha mostrado convencido de que saldrán soluciones.

Asimismo se ha referido al equilibrio de las cuentas públicas y ha explicado que las administraciones no pueden gastar lo que no tienen. “Es una exigencia del sentido común y de la situación que vivimos”, ha declarado antes de afirmar que sin austeridad no hay creación de empleo.

Por ello, Mariano Rajoy ha anunciado que cuando el PP llegue al Gobierno revisará “todas las partidas de los Presupuestos Generales del Estado” y reducirá “en todas aquellas que sean superfluas”. “Haremos una revisión completa, general, algo similar a un presupuesto base cero para cumplir uno de los grandes requisitos que necesitamos en España para  crear empleo, que es el control de las cuentas públicas”, ha insistido.

Confianza
Rajoy ha destacado también en su intervención la necesidad de recuperar la confianza en España, pero que esta “no se gana con un decreto, se gana cuando uno es serio, cuando hace las cosas bien y cuando tiene palabra”. Así, ha defendido que para que la confianza vuelva, hay que contar las cosas como son y decir la verdad: que España es una sociedad madura y que ya está bien de negar la crisis, hablar de brotes verdes y, en definitiva, generar incertidumbre dentro y fuera del país.

Además, el líder popular ha apostado por invertir en Educación y formación, “porque esa es la riqueza de nuestro país, la gente, los jóvenes” y ha afirmado que hay que hacer cosas en política energética y en materia fiscal.

Legislación Laboral
Por último, Mariano Rajoy ha defendido un mercado laboral como el de la mayoría de países del entorno y un modelo de contrato indefinido que se convierta en la norma, mientras que el contrato temporal sea la excepción.

“Tendremos que simplificar la tipología de los contratos, eliminar como norma la temporalidad y crear un contrato indefinido estándar”, ha insistido Rajoy, quien además ha propuesto “mejorar la estructura y contenidos de la negociación colectiva”, que las grandes decisiones en materias salariales y de condiciones de trabajo “se puedan adoptar en los convenios entre empresarios y trabajadores en sus empresas” y crear un marco de regulación laboral específico “para los autónomos y microempresas”, ha concluido.