La concejal de Unidas Podemos podría estar ejerciendo ilegalmente como concejal tras su toma de posesión “inconstitucional”

Los populares entienden que la concejal electa, Celia Martel, no ha adquirido todavía la condición plena de concejal al vincular su promesa de cargo a una reforma de la Carta Magna.

La concejal de Unidas Podemos, Celia Martel, podría estar ejerciendo como edil del Ayuntamiento de Galapagar sin haber adquirido de forma plena su condición de concejal. Así lo considera el Partido Popular de Galapagar que ha presentado un recurso ante el registro de entrada del consistorio galapagueño, basándose en la fórmula “anticonstitucional” empleada por Martel en la sesión de investidura del pasado.

Recordemos que la formula empleada por la Concejal de Unidas Podemos no se adapta al ordenamiento jurídico español al dejar su promesa vinculada a una reforma de la Constitución Española. Así quedó de manifiesto al añadir por su cuenta la coletilla “prometo por mi conciencia y honor, cumplir fielmente las obligaciones del cargo de concejal del Ayuntamiento de Galapagar, con lealtad al jefe del estado por imperativo legal, guardar y hacer guardar la constitución como norma fundamental del estado hasta que sea reformada en un nuevo proyecto constituyente”.

 Los populares recuerdan que, tal y como constata una sentencia del Tribunal Constitucional, “para tener cumplido el requisito legal de prestación de juramento o promesa de acatamiento a la Constitución no bastaría solo con emplear la fórmula ritual, sino emplearla, además, sin acompañarla de cláusulas o expresiones que de una u otra forma vacíen, limiten o condicionen su sentido propio, sea cual fuese la justificación invocada para ello” (STC 119/1990).

Por todo ello, concluyen los populares, la concejal electa, Celia Martel, no ha adquirido la condición plena de concejal, como es preceptivo, y como queda acreditado en los antecedentes jurídicos. De tal forma que Martel no podría participar en los plenos de la corporación y en los actos que pudiera realizar en el ejercicio de su cargo y todos ellos deberían de ser anulados hasta que jure o prometa de forma inequívoca el cargo de concejal.

Sus datos quedarán incluidos en un fichero responsabilidad del Partido Popular de Madrid, de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). El Partido Popular de Galapagar se reserva el derecho a limitar, total o parcialmente, el acceso de los visitantes a determinados servicios de esta web como es el de generar contenidos propios en el apartado de comentarios. El Partido Popular de Galapagar, por ello, no tiene la obligación de controlar el uso que se hace de dicho servicio, además de que tampoco existe la obligación de verificar que los datos que se han usado para dejar los comentarios sean verídicos. El Partido Popular de Galapagar no se hace responsable de la opinión de los usuarios que depositen en los comentarios, por muy distinta que pudiera ser con respecto a la de la organización. Los comentarios que no mantengan un mínimo de concordancia con la temática de la noticia o apartado publicado, pueden ser eliminados. Así mismo, no se admiten comentarios que generen suplantaciones de identidad, daños a terceros, perjuicios, publicidad, spam, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, ataques hacia otros usuarios de la web o contenidos con el único objetivo de desprestigiar, a través de insultos o difamaciones a cualquier participante en los comentarios en la web del Partido Popular de Galapagar.