El Gobierno protege a los que menos tienen con reformas para reducir los desahucios

El ministerio de Economía y Competitividad propone medidas legales y un “código de buenas prácticas” bancarias para reducir los desahucios:

  • El código marcará unas líneas de actuación a las entidades bancarias desde la responsabilidad y el buen gobierno.
  • No será vinculante, pero el Gobierno publicará los nombres de las entidades que se adhieran a sus medidas.

Las familias sin ingresos tendrán la posibilidad de saldar su deuda hipotecaria con la entrega de su vivienda:

  • El Gobierno abre la puerta a la dación en pago a las familias con todos sus miembros en paro y con ingresos insuficientes para pagar su hipoteca.
  • Estas familias, en el “umbral de la exclusión”, superan el medio millón en nuestro país.

El Gobierno contempla aplazar dos años el desalojo de estas familias, como tiempo prudencial:

  • Este período se podría prorrogar mediante el pago de una renta “justa y aceptable” a la entidad prestamista.
  • Los desahucios sólo afectarían, además, a la primera vivienda.
  • El Gobierno establecerá medidas de prevención para evitar situaciones de abuso o fraude.

El Gobierno propone medidas preventivas para evitar casos extremos y abusos:

  • Que los bancos asuman parte de la carga de la deuda cuando la vivienda no cubra el valor del préstamo provocada por una incorrecta tasación oficial.
  • Que el pago del capital de la hipoteca sea proporcional al pago de los intereses bancarios después del desahucio.
  • Mejorar los procedimientos de ejecución hipotecaria para reducir la deuda contraída de las familias desahuciadas.
  • Potenciar las ejecuciones extrajudiciales, ante notario, para conseguir el precio máximo posible de venta antes de llegar a un procedimiento judicial.

El Gobierno aliviará los intereses hipotecarios de las familias que no puedan pagar sus deudas:

  • El Gobierno quiere reducir los intereses moratorios de estas familias en el umbral de la exclusión en caso de que no puedan pagarlos.

Los bancos podrán desgravarse las pérdidas en las que incurran por poner en marcha estas medidas.

 El Gobierno pone las bases para que muchas familias que sufren situaciones dramáticas puedan empezar a levantarse:

  • En 2011 se ejecutaron más de 50.000 desahucios en nuestro país.
  • Aunque hayan perdido su casa, estas familias continúan engrosando una deuda que no pueden pagar.
  • Esta carga vitalicia provoca que actualmente millones de ciudadanos no puedan salir adelante y empezar de nuevo